Comercio y hosteleria

Comercio y Hostelería

El desarrollo de la actividad comercial y de la hostelería ha sido consustancial a la propia evolución histórica de Torrevieja. El modelo urbano y territorial, su papel en el ámbito comarcal y provincial, su especialización productiva o los rasgos característicos de la población residente y estacional se trasladan a una oferta comercial y hostelera que ha tratado de responder a las necesidades de una demanda en permanente evolución.

A pesar del pasado vinculado al comercio, de su condición de municipio residencial y turístico y de ser el más poblado de la comarca del bajo Segura, lo cierto es que Torrevieja no cuenta con una especialización comercial y/u hostelera significativa. La estructura comercial refleja algunas singularidades. La ciudad salinera muestra un acentuado predominio del comercio al por menor frente al comercio al por mayor, mientras que la evolución de la oferta de restauración en Torrevieja a lo largo de los últimos años es creciente, sin embargo, obtiene un deficiente posicionamiento en los rankings sociales y especializados.

Índice especialización comercial y hostelera (empresas subsector/empresas de servicios) Municipios Bajo Segura (sector oriental). Fuente: DIRCE (INE)

Así pues, Torrevieja vive inmersa en una espiral de falta de impulso que limita el crecimiento de la economía y el avance de la sociedad, con especial incidencia en dos de los sectores que tienen un mayor peso: el comercio y la hostelería. A continuación, se presentan los retos claves para este ámbito.

Desestacionalizar el turismo

Torrevieja tiene un modelo turístico residencial que genera una dicotomía, el exceso de visitantes en el estío y la ausencia de ambiente el resto del ejercicio. Esta circunstancia unida a la falta de atractivo del centro de la ciudad, impulsan a que los turistas y los vecinos se trasladen a las grandes áreas comerciales, en las que es más sencillo encontrar aparcamiento, es más fácil el tránsito por sus amplios espacios durante el verano y en invierno mantienen una presencia media de clientes que atrae más visitantes. Por tanto, la reducción de la estacionalidad es fundamental para generar negocios más estables capaces de ofrecer empleos de mayor calidad, retener personas con más talento y cualificación en los comercios y establecimientos hosteleros y para incentivar el emprendimiento.

Profesionalidad, formación y empleo estable

Ofrecer servicios de calidad que aspiren a la excelencia solo es posible si la dirección de los negocios y los equipos humanos tienen la formación y la motivación adecuados. Torrevieja dispone de infraestructuras excepcionales como un Centro de Desarrollo Turístico (CDT) para la hostelería, así como cursos promovidos por la agencia de fomento de la innovación comercial (integrado en la Red AFIC de la Comunitat Valenciana) y la Sede Universitaria de la UA. De este modo, el municipio necesita una mayor oferta de formación pública y privada adaptada a las necesidades de las empresas, que ponga especial atención en la juventud y grupos vulnerables.

Vertebrar el centro y los barrios con comercio y hostelería urbanos

Para asegurar un crecimiento armónico de todo el término municipal de Torrevieja es preciso garantizar una dotación de servicios comerciales y hosteleros suficientes, diversos y próximos en todos los barrios de Torrevieja, de forma que la población tenga una posibilidad de acceso igualitario a los mismos y se reduzcan los desplazamientos.

Innovación y digitalización

La omnicanalidad se ha convertido en un factor clave en la prestación de servicios, fundamentalmente en el comercio y, en menor medida, en la hostelería. Torrevieja debería seguir a las ciudades turísticas más avanzadas que están desarrollando modelos inteligentes mediante formas de colaboración público- privadas, con la aplicación de plataformas P2P, apps, el uso de las redes sociales, etc. La utilización de estas herramientas permite proyectar una imagen moderna y desarrollar un nuevo perfil en la mente de los turistas nacionales y extranjeros.

Recuperación de productos locales y diversificación

La ciudad padece de una ausencia prácticamente total de negocios comerciales y hosteleros vinculados a productos locales. De forma paralela se ha producido una paulatina pérdida de identidad y de valores de la población. La recuperación de productos autóctonos, con especial atención a la industria salinera y a los negocios vinculados al mar, pueden generar propuestas de valor y ser la base para propiciar la diversidad comercial y gastronómica (generando rutas y experiencias lúdicas), como atractivos diferenciadores para el turismo y los visitantes de los territorios próximos.

Adaptación de la demanda a los nuevos segmentos de consumidores

Un reciente estudio de Mastercard confirma que el 79% de los españoles está gastando dinero en las tiendas de su barrio de forma consciente para ayudar a reactivar la economía de los pequeños comercios. Esta tendencia y el hecho de que las grandes empresas no puedan ocupar todos los espacios del mercado deja oportunidades a las pymes tradicionales, que pueden aprovechar sus ventajas competitivas.

Por otra parte, es preciso favorecer la adaptación de las empresas comerciales y hosteleras a los cambios del mercado, en los ámbitos de la mejora de la eficiencia, gestión y productividad, especialmente las pymes y micropymes del centro y los barrios de Torrevieja. Para atraer a nuevos perfiles de turistas es necesario avanzar en la diferenciación de la oferta, capaz de ofrecer una atención personalizada, con garantías higiénico-sanitarias, que faciliten servicios y productos de calidad a precios competitivos.

Impulsar la cooperación y el asociacionismo

En Torrevieja existe una falta de colaboración y comunicación entre agentes públicos, privados y sociales para establecer un plan que actualice la imagen y la oferta turística de Torrevieja. Para cambiar el paradigma es urgente impulsar la cooperación, el asociacionismo sectorial y la integración empresarial tanto horizontal como vertical.

Implantar la cultura de la sostenibilidad, la calidad y la excelencia

Es vital que los comercios y la hostelería hagan un uso racional de los recursos naturales, energéticos, hídricos, de la biodiversidad y del suelo, así como minimizar la producción de residuos y gestionarlos adecuadamente, para mitigar los efectos del cambio climático y reducir la huella de carbono.

Desarrollo de planes de incentivación del consumo responsable

Es necesario que los empresarios y directivos de las empresas de Torrevieja conozcan los patrones de consumo para actuar de forma alineada con las expectativas de los clientes e impliquen a sus equipos de trabajo en la difusión de estos conceptos e iniciativas.

Facilitar el acceso a los ejes dinamizadores

El urbanismo de Torrevieja se ha desarrollado generando numerosas limitaciones que impiden la generación de espacios adecuados para animar a los turistas y a los consumidores en general a visitar el comercio tradicional y la hostelería local. Es preciso repensar la organización de Torrevieja y su entorno para potenciar el urbanismo de proximidad, cohesionar la urbe espacialmente (vincular los barrios) y mejorar los accesos y la movilidad, para que los vehículos privados dejen de tener una presencia tan relevante y agresiva.

Con estas premisas, hay que impulsar nuevas oportunidades de desarrollo de negocios y actividades comerciales y hosteleras en los distintos barrios de Torrevieja, aprovechando los activos territoriales y sociales de cada zona, con el objetivo de reforzar las ventajas competitivas previas y contribuir a la diversificación. Para potenciar la vida ciudadana es preciso también mejorar los recursos de saneamiento y limpieza; la seguridad, renovar los espacios urbanos de convivencia; remozar el aspecto de los edificios y el escaparatismo; potenciar los espacios verdes conectando los recursos naturales del litoral con los del interior.

Elaborado por Fermín Crespo, Isabel García y Arturo Jiménez

2 respuestas a «Comercio y hosteleria»

  1. Expongo aquí lo que todo el mundo suele comentar: «no bajo porque no puedo aparcar». El tema es mucho más complejo, pero una de las claves, tal y como se recoge aquí, son los accesos. Es necesario que haya más párking y accesos peatonales y en bici atractivos. También es importante conectar, por ejemplo, la zona de la Acequión y los Náufragos con el centro. Hace unos años, se ensanchó la acera de la avenida Gregorio Marañón, pero en esa acera no se plantó ni un solo árbol, y la falta de sombra, lógicamente, retrae a muchos ciudadanos de acceder al centro a pie.

    1. Buenos días María Luisa,

      Gracias por tus recomendaciones. En diversos monográficos se ha analizado la problemática del aparcamiento. Así pues, tendremos en cuenta tus aportaciones para poder potenciar el comercio local y, mejorar la movilidad intraurbana.

Responder a María Luisa Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *